Este blog ha sido creado sin ánimo de lucro. El único interés que me guía en este proyecto es la divulgación, el intento de llevar al gran público un aspecto del debate ciencia-fe que, considero, no es suficientemente conocido, pero que no debe ser obviado si pretendemos construirnos un criterio global y objetivo sobre un tema de candente actualidad.

Todos los párrafos aquí reproducidos son propiedad intelectual única y exclusivamente de sus autores. Siempre que sea posible se indicarán los títulos de los libros u otro tipo de publicaciones de donde fueron extraídos, así como el nombre y credenciales académicas de esos mismos autores. En algunos casos se proporciona al lector enlaces a librerías on line donde pueden adquirir sus obras. Aquí encontrarán una amplia bibliografía referente al debate ciencia-fe, que incluye también todas las obras de divulgación consultadas en la progresiva elaboración del sitio.

Sólo los textos escritos en caracteres grises son de mi autoría. Si desean reproducir éstos en otros blogs o páginas web, indiquen, por favor, mi nombre o el lugar del que proceden. Gracias.

Este blog no se adhiere a ningún credo.

Advertencia: El contenido de este sitio puede ocasionarle conflictos irremediables con sus dogmas... cientifistas :-)

Bienvenidos.

.

Las obras de divulgación teístas no son traducidas al castellano

libros abiertos


Teístas o que, sin serlo, simplemente, disientan ligeramente del actual paradigma materialista. Nos lo explica el doctor Soler Gil:
 


"En nuestro país parece existir una asimetría mediática en todo lo relacionado con el vivo debate sobre Dios que está teniendo lugar en las universidades angloamericanas. Semejante asimetría no sólo la encontramos en la prensa o en la televisión, sino también en el mundo editorial. Cualquier nueva publicación de las figuras más destacadas del bando ateo -Richard Dawkins, Daniel Denett, etc.- es traducida en pocos meses a nuestra lengua. Y publicada como best seller por las principales distribuidoras de libros. En cambio, la mayor parte de las obras y autores del bando teísta permanece sin traducir; o, las que finalmente son traducidas (con frecuencia con mucho retraso), ven la luz en editoriales destinadas a un público minoritario. 

Resulta, por ejemplo, muy difícil de explicar que un libro de tal repercusión en esta controversia como es "The coherence of Theism" de *Richard Swinburne, publicado en 1979, no se encuentre todavía accesible al público castellanohablante. Más aún, de las obras de este autor, tan sólo una, "La existencia de Dios", ha sido traducida recientemente (2011)... Sólo un poco mejor ha sido el destino en nuestro país de autores como *John Polkinghorne, gracias a los esfuerzos de la editorial Sal Terrae (Santander). Y mucho peor el de autores como *William Lane Craig, *Robin Collins, *Michael Heller o hasta el mismísimo *Alvin Plantinga, por citar tan solo algunos nombres de una corriente de pensamiento seria, pujante y casi totalmente desconocida en nuestro ámbito cultural. Hace ya unos años, yo mismo intenté contribuir al 'descubrimiento' en nuestro país de esta nueva escuela de teísmo filosófico mediante la publicación de la obra conjunta "Dios y las cosmologías modernas" (2005), en la que recogía una muestra de las contribuciones de algunos autores de este movimiento en torno a la cuestión de las relaciones entre la cosmología actual y la teología. Sin embargo, ni este intento ni otros han logrado hasta ahora romper el muro de silencio que se cierne en nuestro país sobre el pensamiento teísta contemporáneo.

El resultado es previsible: en las librerías el tema de la existencia de Dios sólo se presenta desde el punto de vista ateo. El estudiante de filosofía y, en general, el lector culto... se ve privado de las fuentes que le permitirían, junto con las otras, poder reflexionar con verdadera independencia sobre el tema. De este modo, se genera la falsa impresión de que el debate reflexivo sobre Dios ya está cerrado y de que lo único que subsiste es una oscura inercia religiosa irracional frente a la claridad racional del ateísmo. Y es difícil exagerar el potencial de fanatismo laicista que encierra un planteamiento así"

Francisco José Soler Gil
Doctor en filosofía de la física por la Universidad de Bremen



*Richard Swinburne: Filósofo inglés, profesor emérito de Filosofía en la Universidad de Oxford, una autoridad mundial en el ámbito de Filosofía de la Ciencia.

* William Lane Craig: Filósofo y teólogo estadounidense. Universidad de Wheaton, Illinois. Autor junto a Quentin Smith de "El teísmo, el ateísmo, y la cosmología del Big Bang".

* Robin Collins: Filósofo estadounidense, autor de "The Well-Tempered Universe: God, Cosmic Fine-tuning, and the Laws of Nature"

* Michael Heller: Profesor de Filosofía en múltiples universidades, experto en Filosofía de la Ciencia. Es autor, entre otros, de "Algebraic Self-Duality as the "Ultimate Explanation", 2004.

*Alvin Plantinga: Filósofo Analítico americano, profesor emérito de Filosofía en la Universidad de Notre Dame. Autor, entre otros muchas obras de divulgación, de "Where the Conflict Really Lies: Science, Religion, and Naturalism" (2011).

Muchos ateos cientifistas podrían aducir que ninguno de estos autores es una "autoridad" en cuestiones de ciencia, puesto que ninguno es científico... La misma acusación podríamos verter sobre, por ejemplo (y una vez más :-)) Richard Dawkins, que es zoólogo, pero un auténtico iletrado en el campo de la filosofía... y no digamos de la teología (he escrito "iletrado" por decirlo con suavidad, me ha venido otro calificativo más certero a la mente, pero no quiero rebajarme a su altura y caer en la trampa del insulto fácil). Pero esto no es óbice para que Dawkins se lance a filosofar a troche y moche y a hablar de teología sin tener idea del asunto. Sus libros, sin embargo, son traducidos casi inmediatamente...

La autora de este blog ha podido comprobar por sí misma la veracidad de las declaraciones del profesor Soler Gil. Indagando en la red, a la búsqueda de material para alimentar el sitio, he constatado con creciente asombro hasta qué punto es abismal la diferencia entre el número de obras de divulgación filosófica teísta escrita en inglés, alemán y otros idiomas y las publicadas en español. En los portales temáticos en castellano, se expone, casi exclusivamente, el punto de vista ateo, puesto que las obras de divulgación atea son prácticamente las únicas que se publican en este país... Por tanto, como bien dice Soler Gil, la población sin conocimientos de inglés, privada de la mayor parte de toda la vasta documentación actual sobre este asunto candente, sólo conoce la opinión de uno de los "bandos". Para saber la versión del otro bloque, tienes que saber, como mínimo, inglés. Esto sólo puede dar lugar a una visión sesgada del debate. Es como si, en un juicio, al jurado sólo se le permitiera escuchar las declaraciones del fiscal o sólo las del defensor. El veredicto distaría mucho de ser imparcial.

En esta sección pueden consultar una extensa bibliografía que reúne muchas de las obras de divulgación teísta (o simplemente no materialista) más conocidas y celebradas hasta el momento, escritas por autores muy reconocidos en sus respectivos campos a nivel mundial (físicos, biólogos, cosmólogos, filósofos, etc), pero casi desconocidos en este bendito país nuestro, porque sus obras no se traducen a nuestro idioma... Hemos dejado los títulos no traducidos en su versión original intencionadamente, para que el lector compruebe por sí mismo lo que estamos denunciando. No están todas las que son, obviamente, la lista es interminable y el espacio reducido, pero sí creemos que supone una representación bastante fidedigna de lo que se cuece en el bloque teísta.


En el pasado, la Iglesia quemaba los libros sospechosos de contener herejía (y a los herejes también)... Ahora no es necesario invertir tanto esfuerzo ni incumplir la ley para perpetrar un acto tan deleznable de censura. Basta con no traducir lo que no conviene que se sepa, o no editar lo que las editoriales consideran que no es rentable porque los autores moderados o disidentes no venden tanto como los vocingleros, pero dóciles. ¿Alguien pensó que la aciaga época del oscurantismo estaba superada?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba