Este blog ha sido creado sin ánimo de lucro. El único interés que me guía en este proyecto es la divulgación, el intento de llevar al gran público un aspecto del debate ciencia-fe que, considero, no es suficientemente conocido, pero que no debe ser obviado si pretendemos construirnos un criterio global y objetivo sobre un tema de candente actualidad.

Todos los párrafos aquí reproducidos son propiedad intelectual única y exclusivamente de sus autores. Siempre que sea posible se indicarán los títulos de los libros u otro tipo de publicaciones de donde fueron extraídos, así como el nombre y credenciales académicas de esos mismos autores. En algunos casos se proporciona al lector enlaces a librerías on line donde pueden adquirir sus obras. Aquí encontrarán una amplia bibliografía referente al debate ciencia-fe, que incluye también todas las obras de divulgación consultadas en la progresiva elaboración del sitio.

Sólo los textos escritos en caracteres grises son de mi autoría. Si desean reproducir éstos en otros blogs o páginas web, indiquen, por favor, mi nombre o el lugar del que proceden. Gracias.

Este blog no se adhiere a ningún credo.

Advertencia: El contenido de este sitio puede ocasionarle conflictos irremediables con sus dogmas... cientifistas :-)

Bienvenidos.

.

La semilla de la Ciencia

semillas de diente de león

"A los hombres les encanta maravillarse, esa es la semilla de la Ciencia"


Ralph Waldo Emerson
Escritor, filósofo y poeta estadounidense




Curiosidad:
La forma en que están constituidas los millones de tipos de semillas que existen en la Tierra es otra de las razones por las que Ciencia (y los que no somos científicos :-)) no podemos menos que maravillamos, seamos o no teístas.

He aquí sólo cinco ejemplos:

Las semillas de las orquídeas son pequeñas, muy livianas, lo suficiente para que se adhieran a los insectos que se posan en las flores, permitiéndoles desempeñar impecablemente su papel en la aventura de la polinización (clic aquí para aprender más sobre la asombrosa orquídea espejo).

El diente de león (en la imagen) posee semillas equipadas con una especie de suaves filamentos que hacen el papel de "paracaídas", lo cual facilita bastante la misión polinizadora del viento.

Al arce se les conoce también como "árbol helicóptero", pues sus semillas están equipadas con unas especies de "alitas" que el viento puede transportar a grandes distancias. Las semillas girando en el aire con sus pequeñas alas recuerdan, realmente, a las aspas de un helicóptero. 
semilla de arce

Tienen un diseño tan elegante que ha inspirado a muchos artistas en la elaboración de pendientes y otras hermosas piezas de joyería.



semilla de arce joya


Algunas plantas acuáticas equipan sus semillas con "flotadores" inflados de aire que les permiten flotar sobre la superficie del agua.

El cohombrillo amargo tiene un pedúnculo que se va hinchando poco a poco hasta que la misma presión interior lo rompe. ¿Por qué permite esta presión que le lleva al desgarro? Porque por el orificio, por la herida, saldrán disparadas las semillas, llegando a alcanzar una distancia de hasta tres metros. Esta es su intención última: que su simiente llegue lo más lejos posible. Cuando el fruto está maduro, el más mínimo roce provoca su estallido debido a la presión hidroestática. 



Son, como decimos, sólo un botón de muestra de la maravillosa y, la vez, conmovedora, vocación de permanencia de las plantas :-) 

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba