Este blog ha sido creado sin ánimo de lucro. El único interés que me guía en este proyecto es la divulgación, el intento de llevar al gran público un aspecto del debate ciencia-fe que, considero, no es suficientemente conocido, pero que no debe ser obviado si pretendemos construirnos un criterio global y objetivo sobre un tema de candente actualidad.

Todos los párrafos aquí reproducidos son propiedad intelectual única y exclusivamente de sus autores. Siempre que sea posible se indicarán los títulos de los libros u otro tipo de publicaciones de donde fueron extraídos, así como el nombre y credenciales académicas de esos mismos autores. En algunos casos se proporciona al lector enlaces a librerías on line donde pueden adquirir sus obras. Aquí encontrarán una amplia bibliografía referente al debate ciencia-fe, que incluye también todas las obras de divulgación consultadas en la progresiva elaboración del sitio.

Sólo los textos escritos en caracteres grises son de mi autoría. Si desean reproducir éstos en otros blogs o páginas web, indiquen, por favor, mi nombre o el lugar del que proceden. Gracias.

Este blog no se adhiere a ningún credo.

Advertencia: El contenido de este sitio puede ocasionarle conflictos irremediables con sus dogmas... cientifistas :-)

Bienvenidos.

.

León Tolstói y el Dios verdadero

Dios


"Cuando un hombre primitivo deja de creer en su dios de madera, eso no significa que Dios no exista… sino que el verdadero Dios no es de madera"

León Tolstói
Novelista ruso
Considerado como uno de los más grandes escritores de occidente y de la literatura mundial.
Autor, entre otras célebres obras, de "Guerra y Paz". 


 Nos atrevemos a parafrasear al gran escritor ruso: "Que el hombre haya dejado de creer en el dios Zeus, no significa que Dios no exista, sino que con el tiempo hemos descubierto que el verdadero Dios no es como los antiguos creían que era Zeus". 


Que el modo de entender e intuir la Causa Primordial o Primera se vaya volviendo poco a poco más nítido, más claro y completo a medida que pasan los milenios y el hombre va evolucionando; que la idea primigenia de Dios, tan rudimentaria en sus inicios, evoluciona al tiempo que el hombre lo hace; que lo que al principio era poco menos que un difuso "vislumbre" o una opaca intuición en la mente del hombre primitivo -intuición anterior a cualquier religión, pero que cada pueblo adaptó a las peculiaridades de su cultura-, vaya ahora ganando en claridad y definición, resulta algo absolutamente comprensible y lógico. Lenta, pero inexorablemente, vamos conociendo cada vez más a Dios, aunque nunca lleguemos a conocerle por completo, del mismo modo que cada vez vamos entendiendo más y más de cualquier otro asunto. Y la Ciencia está siendo clave en este redescubrimiento de lo trascendente.

Entendemos que Dios es inmutable, que no evoluciona. Quizás estemos equivocados en esto o quizás no, pero de lo que sí estamos convendidos es de que el hombre y su capacidad de aprehender sobre lo cercano o lo inefable no es inmutable, el que es inmutable es Dios. El hombre y su inteligencia sí evoluciona, sí avanza, y sí se va desarrollando con el tiempo.

 La frase de Tolstói, tan simple a primera vista que resulta casi una perogrullada, tiene mucho más calado de lo que parece. Sabía muy bien de lo que estaba hablando. 


Ver también: 

El "Señor del Azar".




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba