Este blog ha sido creado sin ánimo de lucro. El único interés que me guía en este proyecto es la divulgación, el intento de llevar al gran público un aspecto del debate ciencia-fe que, considero, no es suficientemente conocido, pero que no debe ser obviado si pretendemos construirnos un criterio global y objetivo sobre un tema de candente actualidad.

Todos los párrafos aquí reproducidos son propiedad intelectual única y exclusivamente de sus autores. Siempre que sea posible se indicarán los títulos de los libros u otro tipo de publicaciones de donde fueron extraídos, así como el nombre y credenciales académicas de esos mismos autores. En algunos casos se proporciona al lector enlaces a librerías on line donde pueden adquirir sus obras. Aquí encontrarán una amplia bibliografía referente al debate ciencia-fe, que incluye también todas las obras de divulgación consultadas en la progresiva elaboración del sitio.

Sólo los textos escritos en caracteres grises son de mi autoría. Si desean reproducir éstos en otros blogs o páginas web, indiquen, por favor, mi nombre o el lugar del que proceden. Gracias.

Este blog no se adhiere a ningún credo.

Advertencia: El contenido de este sitio puede ocasionarle conflictos irremediables con sus dogmas... cientifistas :-)

Bienvenidos.

.

Los guardianes de la ortodoxia o cómo convertir un paradigma en una "camisa de fuerza"

gente discutiendo

"La mayor parte de la Ciencia se hace dentro de un rígido conjunto de normas, según las cuales uno sabe exactamente quiénes son sus iguales, y las cosas son evaluadas según un conjunto muy estricto de criterios... Esto funciona cuando uno no intenta cambiar la estructura, cuando uno intenta cambiar la estructura, este sistema no funciona muy bien".

William Daniel Hillis 
Matemático, inventor, ingeniero y escritor estadounidense
Instituto Tecnológico de Massachusetts

(De hecho, cuando se trata de cambiar la estructura,
no funciona en absoluto...)


***

 
"En octubre de 2010, un estudio realizado por investigadores holandeses reveló que los escolares que son tímidos e introvertidos tienen más probabilidades de dedicarse a la ciencia... como las ovejas de ir al matadero, podría decirse.

No es extraño que el progreso científico sea lento: la mayoría de los científicos han pasado su carrera convencidos de que no debían hacer nada peligroso o demasiado distinto de lo que fuera que se hacía en el laboratorio de al lado. También saben muy bien que no conseguirán financiación ni aprobación ética si se atrevieran a liberarse de la camisa de fuerza".

En todos los campos de la ciencia existen 'notables' que determinan la discusión y modelan el resultado del proceso de revisión por pares.

Cuanto mayor sea tu reputación científica, más probable es que tus artículos reciban un reconocimiento rápido (o sea, que la ciencia no sólo se basa en 'pruebas', señores escépticos, sino en el prestigio personal de quien aporta esas pruebas..., si obvian este hecho, es porque no son tan escépticos como creen :-)). Una vez se ha alcanzado la cumbre de la ciencia, es muy difícil caer, aunque estés atareado pisoteando los dedos de los que intentan asaltar tu encumbrada torre.

Los buenos científicos han de esforzarse para derribar, socavar y destruir la reputación de sus colegas. Todo queda perfectamente resumido en una cita que se atribuye al dramaturgo americano Gore Vidal. 'No es suficiente tener éxito', dijo. 'Otros han de fracasar'.

Michael Brooks
Físico, escritor y periodista inglés
Doctor en física cuántica y asesor de la revista New Scientist


*** 

Por supuesto, nuestros ateos no creerán a Brooks sin pruebas...
:-)

"Después de la primera comunicación que hice en un simposio internacional, uno de los notables del campo en el que yo trabajaba se puso de pie en el silencioso auditorio y proclamó, con  una mofa mordaz, que mi teoría estaba totalmente descaminada. Yo era entonces demasiado inocente para darme cuenta de que la principal objeción del hombre provenía de la amenaza que mis hallazgos (que finalmente se demostraron ciertos) representaban para su propio trabajo".

Jennifer Rohn
Bióloga celular y escritora angloamericana
Doctora en Filosofía
University College London
Extracto de una entrevista para "The Guardian", septiembre, 2010


*** 


"En cada encrucijada del camino que conduce al futuro, la tradición ha dispuesto contra nosotros diez mil hombres que guardan el pasado".

Stanley Prusiner
Profesor de Neurología y Bioquímica de la Universidad de California, San Francisco


(Prusiner hace referencia aquí al rechazo y las burlas que sufrió durante años por parte de la clase científica al postular que el prión podría ser un agente infeccioso proteináceo. El dogma decía que sólo los virus y las bacterias pueden causar infecciones, así que afirmar que las proteínas podrían actuar también de este modo era una "herejía-huracán" de grado 5. Finalmente, su esfuerzo se vio recompensado en 1997 con el Premio Nobel de Fisiología o Medicina.

Se me ocurren un par de nombres de prestigiosos y respetabilísimos "notables" actuales, cuya palabra en física y biología es la Ley. El Papa no tiene para los católicos, ni de lejos, el aura de infalibilidad que estos dos expertos tienen para buena parte de la Ciencia, pero, sobre todo, para los grupos ateos que la rondan. Ustedes saben bien de qué egregios expertos les hablo. No hay valiente que les tosa sin arriesgarse a un juicio sumarísimo y su consiguiente campaña de descrédito. 

Esa, claro, es la razón principal por la que casi nadie les tose... 
Al menos en público).



***


"La Ciencia está impregnada de opiniones que pasan por inducciones científicas válidas y de contradicciones que no se tienen en cuenta porque es demasiado doloroso enfrentarse a la perspectiva de las revisiones que serían necesarias para reconciliar las observaciones contradictorias con la teoría dominante...

Nos gusta pensar que la ciencia está separada de las personalidades porque buscamos la guía de un principio y no la de una persona. Así, el científico individual experimenta una sensación de libertad porque tiene la impresión de que vive en una comunidad en la que el árbitro último es la ley y no el hombre. Esta práctica realmente democrática ha llevado a la práctica falazmente democrática de determinar la validez de un punto de vista científico determinando cuántos otros científicos están de acuerdo con él

Votar en este contexto está tan influido por el aprendizaje y el adoctrinamiento del pasado que tiende a rechazar lo nuevo y a reafirmar lo viejo."

Carl C. Lindegren
Genetista americano
Fue profesor de Genética en la Washington University, en San Luis, Misuri
y de Microbiología en la Illinois Southern University
Autor de "Cold War in Biology", de donde fueron extraído estos párrafos.



(¿Quién puede, pues, garantizarnos que los expertos elegidos para realizar una "revisión por pares" no están sometidos a este adoctrinamiento, o que no actúan condicionados, si no presionados, de algún modo por el Zeitgeist?)


"Los árbitros tienden a ser especialmente críticos con las conclusiones cuando éstas contradicen sus propios puntos de vista, y más condescendientes con las que están en correspondencia con sus propias ideas".


Michael Brooks tiene algo más que decirnos sobre esto:


"La revisión por pares no funciona demasiado bien, precisamente porque los científicos son demasiado humanos.

Imagine el lector que envía un artículo científico a una revista para su publicación. Será revisado por expertos en el campo del lector: sus competidores. No lo rechazarán sólo porque su resultado no es el mismo que el resultado que están consiguiendo ellos; esto sería demasiado evidente. Pero la tentación está ahí. Si el lector ha terminado un trabajo que los árbitros tienen sólo a medio hacer, estarán tentados de demorar su aceptación... Si el trabajo del lector hace que el suyo (el de los árbitros) sea redundante, será para ellos difícil admitir la derrota. Si no les gusta la interpretación que hace el lector, se sentirán tentados de buscar lagunas en ésta... o a crear algunas. He oído a investigadores lamentarse de un revisor que no pudo encontrar fallos en su trabajo pero que le dijo al editor de la revista que éste podría publicarse sólo si se acompañaba de esta advertencia: 'La explicación más probable de estos resultados es que, de algún modo, están equivocados'".

(No comment).


***


"(Respecto al progreso de la Ciencia)... unas pocas personalidades virtuosas se yerguen en medio de un turbulento mar de celos, ambición, calumnias, supresión del disenso y presunciones absurdas. En algunos campos este comportamiento es casi la norma".

Carl Sagan
Popular astrónomo, astrofísico, cosmólogo
y divulgador estadounidense
 Autor de la serie "Cosmos"


(Supongo que todos sabemos lo que se esconde realmente tras el elegante eufemismo "supresión del disenso", ¿verdad?... Sí, exactamente eso: "prohibido discrepar").



***

"Cuando un verdadero genio aparece en este mundo, lo conoceréis por esta señal: que todos los zopencos se encuentran confederados contra él".

:-)

Jonathan Swift
Escritor inglés
Autor de "Los viajes de Gulliver"



Los citados Jennifer Rohn, Stanley Prusiner y Carl Lindegren se mantuvieron firmes y continuaron con sus investigaciones a pesar de tenerlo todo en contra, incluidas las zancadillas, las malas artes y la crítica mordaz de sus ilustres colegas. Su heroica perseverancia dio fruto y al final consiguieron el reconocimiento que merecían y la humanidad dio un paso adelante en la senda del conocimiento... 

Muchos otros no aguantaron la presión y desistieron, volviendo dócilmente, como buenos chicos, al santo redil de la ortodoxia.

La pregunta inevitable es: ¿qué sorpresas nos estamos perdiendo o qué descubrimientos están siendo postergados porque nuestros investigadores más intrépidos no se atreven a romper la camisa de fuerza que les imponen los "notables" guardianes del pasado?

 Hagan sus apuestas.





Paréntesis en gris nuestros. 
Entradas relacionadas:

"No podemos dejar que Dios cruce la puerta"
"Dios no puede existir"
El nuevo oscurantismo
El mantra de la Ciencia
La ciencia frena a la Ciencia

También citamos a Carl Sagan aquí.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba